Un sensor capaz de detectar constantemente botellas de PET claras en varios puntos a lo largo de una cinta transportadora para evitar atascos.
Los inclinómetros B2N son fáciles de instalar, se pueden ajustar individualmente y medir la posición de manera confiable.
En las aplicaciones donde el nivel de líquido debe ser monitoreado, es necesario un sensor de largo alcance que pueda alcanzar y medir la profundidad completa del tanque para asegurar un monitoreo preciso.
La nueva gama de sensores con IO-LINK de TURCK ya está disponible en todas sus versiones de medición de presión (PS+), caudal (FS+) y temperatura (TS+).
La nueva generación de sensores IP69K en carcasa plástica
En la industria de bebidas, los códigos de fecha/lote son obligatorios en todos los productos para identificar cuándo y dónde se fabricó un producto.
El sensor fotoeléctrico QMH26 ofrece una solución específica para la detección de cristal.
Los sensores ultrasónicos miden de manera confiable la distancia entre la pinza y los contenedores.
Reducción de trabajos en exigencias y mantenimiento del envasado aséptico.