La instalación adecuada de los componentes del vehículo es fundamental en una industria tan automatizada como la automotriz.
A medida que un automóvil sin terminar se transporta a lo largo de una línea de montaje, es esencial que ningún componente se ha pasado por alto o mal instalado.
Cuando una marca es detectada, el equipo corta el envase en el lugar designado, eliminando desperdicios y asegurando que cada bolsa sea consistente.
La longitud del tronco debe ser determinada antes de que se corte, para que el operador pueda elegir el tamaño y el número de cortes posteriores.
Para mantener la alta velocidad de producción en las líneas de llenado de bebidas, las tapas deben viajar y ser colocadas a un ritmo muy rápido.
Un sensor capaz de detectar constantemente botellas de PET claras en varios puntos a lo largo de una cinta transportadora para evitar atascos.
Los inclinómetros B2N son fáciles de instalar, se pueden ajustar individualmente y medir la posición de manera confiable.
En las aplicaciones donde el nivel de líquido debe ser monitoreado, es necesario un sensor de largo alcance que pueda alcanzar y medir la profundidad completa del tanque para asegurar un monitoreo preciso.
La nueva gama de sensores con IO-LINK de TURCK ya está disponible en todas sus versiones de medición de presión (PS+), caudal (FS+) y temperatura (TS+).
La nueva generación de sensores IP69K en carcasa plástica