Con muchas configuraciones diferentes de modelos de automóviles en uso, los fabricantes requieren el seguimiento de los vehículos desde la construcción y pintura del chasis hasta el ensamblaje final.
El sensor de tuercas de TURCK es capaz de identificar y asegurar la presencia de tuercas y casquillos.
Los sensores de distancia láser miden las láminas en una escala muy precisa para garantizar que tengan el grosor correcto.
Dos cosas son particularmente importantes en las líneas de robots en el ensamblaje final: tiempos de ciclo cortos y alta disponibilidad.
La soldadura por puntos en la industria del automóvil a veces produce altas temperaturas, contra las cuales las pistolas de soldadura deben protegerse con un enfriamiento adecuado.
La instalación adecuada de los componentes del vehículo es fundamental en una industria tan automatizada como la automotriz.
A medida que un automóvil sin terminar se transporta a lo largo de una línea de montaje, es esencial que ningún componente se ha pasado por alto o mal instalado.
La fabricación de automóviles tiene una variedad de operaciones semiautomáticas que implican alimentación manual y/o extracción de piezas.