El radar es capaz de trabajar en las condiciones climáticas más adversas ya que es inmune a la luz del sol, nieve, niebla, polvo, etc..
Sistemas de control de manejo intuitivo, una construcción resistente y un alto grado de fiabilidad.
Para su uso en aplicaciones de maquinaria, vehículos para la construcción y la agricultura así como en vehículos de policía, bomberos y limpieza.
Reducción de trabajos en exigencias y mantenimiento del envasado aséptico.