La digitalización y las redes de comunicación industrial controlan en tiempo real e integran abundantes datos al mismo tiempo que se instalan en grandes plantas.
Las exigencias para redes industriales son amplias y muy variadas. El volumen de datos es cada vez mayor.