Integrables en bloques de válvulas multivía de acero inoxidable. «Diseño higiénico», fabricación rentable en un proceso optimizado.
La interfaz de comunicación IO-Link con redundancia del sistema Profinet S2 controla los actuadores en un biorreactor.