Mejorar la productividad y prevenir errores en los procesos de ensamblaje y selección de piezas.
El sensor fotoeléctrico QMH26 ofrece una solución específica para la detección de cristal.